El turismo rural se destapa como una de las grandes preferencias de los españoles

Hay muchas maneras de disfrutar de nuestros días de ocio y hay que saber aprovecharlos al máximo. Viajar ha sido siempre una de las mejores opciones, de las más recomendadas y de las más seguidas. Y lo mejor de todo es que se puede disponer de una tremenda variedad de destinos en los cuales sacar ese máximo rendimiento al que venimos haciendo referencia. Desde luego, está claro que, vayamos donde vayamos, tenemos conciencia de que lo más importante es disfrutar de ese tiempo libre y del entorno en el que nos movamos es lo más importante. La actitud con la que desarrollamos las actividades asociadas a nuestras vacaciones es siempre muy buena.

Una de las preferencias de la gente en los últimos tiempos en materia de vacaciones tiene que ver con el turismo rural. Buena parte de la culpa la tiene la pandemia, que ha hecho que la gente quiera evitar los lugares más concurridos, como las playas, y apueste por otro tipo de sitios en los que la conexión con la naturaleza sea mayor y en los que el volumen de gente sea menor. La verdad es que el turismo rural se ha ganado un hueco en el corazón de la gente y que parece que va a ser muy difícil ganarle la partida en los próximos años.

Una noticia publicada en la página web Hosteltur indicaba que, en el año 2021, más del 90% de los viajeros tenía previsto realizar algún viaje relacionado con el turismo rural. No nos extraña por dos motivos: del primero, la menor presencia de gente, ya os hemos hablado. El segundo tiene más que ver con el hecho de que España es un país que cuenta con una enorme cantidad de lugares que son idóneos para practicar este tipo de turismo. De hecho, somos uno de los países de referencia también en lo que respecta a este modelo de viajes.

En el portal web Statista se indicaba, en otra noticia, que el número de pernoctaciones en casas rurales era de más de 6 millones y que la estancia media en cualquier lugar que tenga que ver con el turismo rural es de poco más de 3 días. Todos estos guarismos se han visto implementados con la pandemia y estamos bastante seguros de que van a seguir creciendo de cara a los próximos años. Es evidente que el turismo rural ha potenciado su imagen y que todavía tiene un margen de mejora de lo más prometedor.

El turismo rural está de moda y no solo se ha beneficiado de manera fortuita de la llegada de la pandemia, sino que ha ganado enteros gracias a un trabajo muy importante por parte de los profesionales del sector turístico de índole rural. Desde Ruralzoom nos han indicado que el interés por un turismo como este ya estaba creciendo antes de que llegara la pandemia y que las ganas de permanecer conectados con lo natural han sido consideradas en múltiples ocasiones por los españoles como las mejores para desconectar del agobio y estrés del día a día.

Un entorno idóneo para toda la familia 

Está claro que todo lo que tenga que ver con el turismo rural implica una serie de ventajas para cualquiera de los miembros que componen una familia. En un entorno natural, la cantidad de actividades que se pueden realizar es realmente grande y son óptimas para personas mayores y también para los peques de la casa. Ni que decir tiene que cualquiera puede disfrutar de espacios como de los que estamos hablando y que la opción del turismo rural permite maximizar la diversión y la felicidad que van asociadas a disfrutar de la familia durante las vacaciones.

Estamos convencidos de que todos aquellos y aquellas que hayáis viajado alguna vez hasta un pequeño pueblo para disfrutar de los encantos del turismo rural habréis podido comprobar por qué este modelo de desplazamiento se ha convertido en una verdadera tendencia en el interior de nuestras fronteras. Todo el mundo valora de una manera realmente positiva esa gran oportunidad que ofrece el turismo rural para desconectar y ofrecer la opción de conseguir una tranquilidad que nos parece esquiva durante una buena cantidad de días a lo largo del año.

Algo tendrá esta manera de hacer turismo cuando es capaz de convencer a personas de nacionalidad española y de una variedad tremenda de países. No nos extraña que esta se esté convirtiendo en una de las grandes maneras de disfrutar de nuestro tiempo libre. Ojalá que cada día se convierta en la idónea para más y más personas. Nada podría hacernos más felices a todos y todas y nada tiene la capacidad de hacernos descansar tanto como este modelo de turismo. Dentro de poco, tendrá la misma capacidad que el turismo de sol y playa para convencer a propios y extraños.

 

Comparte en
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest